Maestros

Morihei Ueshiba

Ueshiba Morihei 植芝 盛平 (1883-1969), en japonés, fundador del Aikidō. Los aikidōkas también lo llaman Ō-sensei (“Gran Maestro”) en señal de admiración y respeto.

Tsune Mori (Nune Mori) que posteriormente cambiará su nombre a Morihei (paz abundante) nació el 14 de diciembre de 1883, (noviembre 16 de acuerdo al calendario lunar vigente en esa época) en la prefectura de Wakayama (actualmente Tanabe), en Japón hijo de Yoroku Ueshiba y Yuki Itokawa pertenecientes a antiguas familias samurái.



Como su nacimiento fue prematuro nació con poco peso y fue un niño pequeño, débil y enfermizo; lo que llevó a su padre, orgulloso de ser nieto del guerrero samurai Kichiemon Ueshiba famoso por su fortaleza, a apoyarlo en toda actividad física que emprendiera. Su interés en el entrenamiento de las artes marciales, se originó al haber sido testigo en su infancia de como unos maleantes golpearon a su padre, debido a que este era un activista social. Esto llevó a Morihei a una búsqueda personal de la perfección en las artes marciales, llegando a conocer a muchos maestros y escuelas tradicionales de artes marciales con armas (sable kenjutsu en varios estilos, lanza Sojutsu estilo Hozoin-Ryu y bastones Bojutsu) y sin armas (Jujutsu, y Judo). Aunque a lo largo de su vida no pudo hacerlo todo el tiempo; incluso su entrenamiento en esgrima Yagyū Shingan-ryū kenjutsu fue esporádico e interrumpido por el servicio militar. Los registros encontrados hasta el momento, muestran que O- Sensei se entrenó en Tenjin Shin’yō-ryū jujutsu con Tozawa Tokusaburō por un corto período en 1901 en Tokio; en Gotō-ha Yagyū Shingan-ryū kenjutsu con Nakai Masakatsu desde 1903 a 1908 en Sakai, y en judo con Kiyoichi Takagi en 1911 en Tanabe.
En 1903 se alistó en el Ejército Imperial Japonés para luchar en la Guerra Ruso-Japonesa. Fue enviado a la reserva, en Osaka, pues en un principio se le consideraba demasiado pequeño de estatura para prestar servicio activo, posteriormente debido a sus capacidades de liderazgo, e inmensa fortaleza física fue enviado al frente de batalla en Manchuria. Fue asimismo nombrado sargento, y finalmente vuelve al Japón en 1905.


Con su esposa e hija, en 1912 reclutó a un centenar de personas, campesinos y militares, y marchó en pos de la colonización de la isla de Hokkaido, donde fundó un pueblo al que llamó Shirataki.
En febrero de 1915 se encuentra en la posada Hisada en Engaru de Hokkaido con el maestro de Daitō-ryū Aiki-jutsu Takeda Sokaku, quien le admitió como discípulo a instancias de otro de sus alumnos llamado Yoshida Kotaro. En 1921 nace su hijo Kisshomaru que llegará a ser su sucesor en la dirección del Aikido.
En 1920 fallece su padre, líder social a quien Morihei idolatraba y en 1922 su madre Yuki, lo que lo sume en la depresión que solo encuentra alivio en la secta neo-shintoista Ōmoto, dirigida por el reverendo Onisaburo Deguchi.


Su maestro, Sōkaku Takeda, le concede el pergamino Kyōju Dairi en 1922 y poco tiempo después Ueshiba hace un paréntesis para viajar junto a Onisaburo Deguchi hacia Mongolia Interior, en busca de un lugar donde establecer un centro de todas las religiones, que sería base de un nuevo orden social y político. Pero las condiciones que en Mongolia se vivían por entonces, violentas e inestables, hicieron peligrar sus vidas, pues fueron tomados como rehenes por soldados nacionalistas chinos y por bandidos, siendo liberados por las gestiones del gobierno japonés con lo cual ambos vuelven a su tierra.


En 1927, el ahora instructor calificado de Daito-Ryu Ueshiba se muda a Tokio, donde funda su primer dojo llamado Kobukan . En 1935, la secta Ōmoto dirigida por Onisaburo Deguchi protagoniza el llamado segundo incidente Omoto por lo cual la secta fue declarada ilegal. Ueshiba, muy vinculado a la secta, decidió retirarse de la vida pública y confiar la dirección del dojo donde enseñaba su método marcial, que había ido formulando durante la década de los veinte, a su hijo, Ueshiba Kisshomaru.


Compró unas tierras en los alrededores de Iwama, al norte de Tokio y allí estableció una granja. Morihei se trasladó con su esposa a Iwama y comenzó la construcción de lo que llamaba el ubuva (habitación de nacimiento), o santuario interior del aikido: un complejo que incluía el Santuario Aiki y un dojo al aire libre. El interior del Santuario Aiki, con exquisitas tallas, se terminó en 1944: el Dojo Aiki ahora conocido como Dojo Ibaraki, se terminó en 1945, justo antes de que terminara la guerra.


El 30 de abril de 1940, el Ministerio de Salud y Bienestar de Japón concedió al Kobukan el estatus de Fundación, siendo su primer presidente el Almirante Isamu Takeshita. Con el estallido de la Guerra del Pacífico los alumnos del dojo fueron yéndose uno tras otro al frente. En 1941, el aiki budo fue incorporado al Dai Nihon Butokukai. Morihei nombró a Minoru Hirai como representante y director de la Sección Aikido del Butokukai y fue cuando se empezó a utilizar por primera vez el nombre de Aikidō.


El 9 de febrero de 1948 el Ministerio de Educación concedió permiso para restablecer el Aikikai y el dojo principal de Tokio recibió el nuevo nombre de Ueshiba Dojo y Sede Central Mundial del Aikido. En 1954 se trasladó la sede central del aikido a Tokio, y el dojo de Tokio adoptó el título oficial de Fundación Aikikai: El Hombu dojo de Aikido. En enero de 1960, la NTV emitió “El Maestro del Aikido”, programa que filmaba las técnicas del fundador y el 14 de mayo de 1960, el Aikikai patrocinó una demostración de aikido en Shinjuku (Tokio). En aquella ocasión, Morihei causó honda impresión en la audiencia con una demostración titulada “La esencia del Aikido”. Poco tiempo después recibe de manos del Emperador Hirohito, junto con Yosaburo Uno, décimo dan de Kyudo, la condecoración Shijuhosho.


El 28 de febrero de 1961 Morihei viajó a los Estados Unidos, invitado por el Aikikai de Hawái y el 7 de agosto de 1962 tuvo lugar un gran festival en el Santuario de Iwama para celebrar el sesenta aniversario de Morihei como practicante de artes marciales. El 15 de enero de 1969, Morihei asistió en el Hombu Dojo a las celebraciones del Año Nuevo. Aunque parecía gozar de buena salud, su condición física se deterioró rápidamente a causa de un cáncer de hígado y murió el 26 de abril de 1969 a las 5 de la tarde. El 1 de mayo, a partir de las 7:10 de la tarde, se celebró una vigilia en el Hombu Dojo, y ese mismo día el Emperador Hirohito le concedió una condecoración póstuma. Sus cenizas fueron enterradas en el templo de la familia Ueshiba en el cementerio de Tanabe, y se guardaron mechones del cabello del fundador en el santuario Aiki de Iwama, en el cementerio de la familia Ueshiba en Ayabe y en el Gran Santuario Kumano.


Kisshōmaru Ueshiba

Ueshiba Kisshōmaru 植芝 吉祥丸, (1921 – 1999)

Nació en Ayabe, prefectura de Kioto (Japón), el 27 de junio de 1921, estudió ciencias económicas en la universidad de Waseda.
Fue el tercer hijo de Morihei Ueshiba (fundador del Aikidō) y el único que sobrevivió a la Segunda guerra mundial (1939- 1945) y a diversas enfermedades. En 1942 se hizo cargo de la dirección del Kobukan Dojo. En 1967 lo nombraron presidente del Aikikai. El 14 de junio de 1970 fue nombrado Aiki Doshu, (heredero de la tradición marcial dentro del aikido) hasta su fallecimiento, siguiendo el legado de su padre.

Gracias a él, el Aikido tuvo una gran expansión por Europa y América. Murió en 1999 a los 77 años, y fue sucedido por el nieto del fundador, su hijo Moriteru Ueshiba.

Su gran contribución al Aikido, fue el crear el primer currículo estándar para la difusión del arte mediante el sistema de grados Kyu- Dan dentro del Aikikai. Así como dar una perspectiva moderna al arte por medio de sus conferencias, seminarios y publicaciones. Asimismo era experto en el manejo de armas tradicionales o kobudo japonés, que incluía entre otras, el manejo del sable o katana, del bastón largo o bo, del bastón medio o jo, del bastón corto o tambo; entre muchas otras.


Kisshōmaru Ueshiba

Ueshiba Moriteru (植芝守央?)

Nació el 2 de abril de 1951 en Tokio.
Nieto del fundador del Aikidō y segundo hijo de Kisshomaru Ueshiba. Con el fallecimiento de su padre y conforme a la tradición, Moriteru Ueshiba pasó a ser el nuevo Doshu del Aikikai el 4 de enero de 1999. Se graduó de economista en la Universidad de Meiji.

Doshu fue preparado para seguir los pasos del fundador desde hace más de 20 años en donde ha estado divulgando el Aikido muy extensamente. do cuando tenía 6 años de edad con su abuelo Morihei Ueshiba.

Antes de asumir el cargo actual, Moriteru Ueshiba sirvió como Presidente del Consejo de Directores del Aikikai y Director del Hombu Dojo (Academia Central).

En 1999 con la muerte de su padre, asume la dirección como tercer Doshu en dicha ceremonia llevada a cabo en Japón en donde se reunieron más de 2.000 personas de diferentes partes del mundo.


Mitsuteru Ueshiba

Ueshiba Mitsuteru 植芝 充央


Nacido el 27 de Junio de 1981 es el hijo del actual Aikido Dōshu, Moriteru Ueshiba. De acuerdo con el sistema iemoto, se espera que suceda a su padre como Dōshu. Es bisnieto de Morihei Ueshiba, el fundador de Aikido.

Desde abril de 2012, ha sido el dojochō del Aikikai Hombu Dojo. Mitsuteru Ueshiba se conoce como Waka-sensei (若 先生); este término se aplicó a Moriteru Ueshiba cuando el segundo Dōshu Kisshomaru Ueshiba todavía estaba vivo. Literalmente, Waka significa “joven”, sin embargo en este caso el término “Waka” se refiere al “sucesor” (後 継 者), la persona que continuará después de su padre (en este caso Dōshu).


Christian Tissier

Christian Tissier nació el 7 de febrero de 1951 en París. Comenzó a practicar aikido en 1962 con Jean-Claude Tavernier, luego muy rápidamente, con el maestro Nakazono.
Christian Tissier se estableció de inmediato como un practicante excepcionalmente talentoso y el segundo dan que le otorgó su maestro en 1968, cuando acababa de cumplir 17 años, lo confirmaría. Y fue en enero de 1969 cuando realizó su sueño: ir a Japón, al centro mundial para codearse con los más grandes expertos y entrenar con ellos en la disciplina que había elegido voluntariamente: el Aiikido,. Pensando permanecer por una estancia de 6 meses, vivió 7 años en la tierra del sol naciente.

Practicó con todos los maestros del aikikai y principalmente con el Doshu Kishomaru Ueshiba, Mitsugi Saotome y el venerado Osawa Senseï, director técnico del Aikikai, y Seigo Yamaguchi, de los que se convertirá en el discípulo favorito.
También practicó kenjutsu e incluso kick-boxing por diversión, solo para acercarse a “un deporte de contacto”.

Además de las lecciones de artes marciales, Christian Tissier estudió japonés en la “Escuela de idioma japonés de Tokio” y en la “Universidad Sophia”. Al mismo tiempo y para satisfacer sus necesidades, impartió clases de francés en el instituto franco-japonés de Tokio.

Era 4º dan cuando decidió regresar a Francia en julio de 1976. Luego creó en Vincennes, en los suburbios de París, el Cercle Christian Tissier, donde se formaron muchos profesores y la mayoría de los delegados técnicos de la FFAAA.
Todavía muy presente en Japón, el aikikai le otorgó el 5º dan en 1981 y el 6º dan en 1986. El 7º dan aikikai le fue otorgado por el Doshu Kisshomaru Ueshiba, en presencia de su futuro sucesor, su hijo Moriteru Ueshiba, en enero de 1998.
En enero de 2016 el Doshu Moriteru Ueshiba le fue otorgado el 8vo Dan Aikikai.

Scroll Up